Publicado el Deja un comentario

Errores que cometeras al pintar tu casa

Errores al pintar tu casa

Esta época se antoja para darle una manita de gato a tu casa para que luzca mejor con los adornos navideños, aprovechando las vacaciones, aguinaldo y demás pretextos para pintar tu casa, pero… espera !!. Si no tienes mucha experiencia en ello, será mejor que te informes y no cometas:

Los errores que cometerás al pintar tu casa

1.- Creer que vas a ahorrar comprando pintura barata.

Lo que vas a conseguir es un mal resultado, más trabajo y el gusto te durará menos de lo que piensas. Siempre es mejor investigar, y si bien es cierto que lo barato sale caro, tampoco te vayas a los precios más altos. Visita las tiendas más prestigiadas y algunas menos conocidas y revisa precios y calidad. Cada año prueba con diferentes marcas, para darte cuenta de su verdadera calidad en el resultado final. Te darás cuenta de inmediato cuando pruebes una pintura mejor y ya no vas a querer probar otra, pero siempre puedes darle la oportunidad a otra marca que te llame la atención.

2.- No esperar lo suficiente para aplicar una segunda capa.

Con calma, date un descanso, toma agua o aprovecha para comer. Puedes reparar o acondicionar otra habitación mientras la primer capa seca bien. De otra manera puedes llevarte la capa que está secando con la segunda mano.

3.- No limpiar la superficie horas antes de pintar.

Todo lleva su tiempo, y lo más seguro es que esa pared necesitará ser limpiada y dejada a secar por unas horas, así que anota ese lapso para tomarlo en cuenta y no terminar pintando en la noche o madrugada.

4.- No reparar días antes la pared a pintar.

Lo más recomendable es que consultes con un experto respecto a daños severos o humedad. Aun si lo quieres hacer tú, considera que eso tomará unos días antes de pintar. En la vida se te ocurra pintar sobre superficies dañadas con humedad o sobre daños muy severos: «talento desperdiciado», dicen por ahí, además de tiempo, dinero y esfuerzo. Quizás a veces te preguntes porqué la pintura no cubre bien o se cae, bueno, ahí está la razón.

5.- No medir el tiempo y la pintura a utilizar.

Recuerda que debes mover muebles, acomodar objetos, limpiar, resanar, etc. Haz un plan de trabajo antes de lanzarte a la aventura para que no se te venga el tiempo encima. Además, pide asesoría respecto a los metros cuadrados que cubrirás. Recuerda que si vas a cambiar de un color más oscuro a uno más claro deberás observar los puntos anteriores referentes a la calidad de la pintura y el tratamiento de los muros.

6.- La de siempre: manchar objetos no deseados.

Puedes utilizar plástico que venden en rollo para proteger muebles, periódico para el piso y cinta para orillas, apagadores, etc. Recuerda que para evitar que el rodillo gotee, consigue uno que las cerdas sean cortas.

7.- Error en colores.

Ya sea que quieras igualarlos o cambies de tonalidad, piénsalo dos veces. Si eliges un color más oscuro, recuerda que eso repercutirá en la iluminación final de la habitación. No exageres en las tonalidades de toda la casa, dejando una «caja fuerte» donde no puedas hallar la combinación. Tampoco vayamos al extremo de dejar todo en blanco o el tipico color «salmón». Investiga ideas originales que no salgan de tu presupuesto. Podríamos asegurar que en youtube o google puedes encontrar las armas necesarias para salir de la rutina, asi que, manos a la obra !.

Si te gusta, comparte!, comenta en nuestras REDES SOCIALES!!.

Deja un comentario