Publicado el Deja un comentario

Avalúos

avaluo

Los Avaluos es un tema delicado que se debe de conocer.

Mi anécdota

Les platicaré una anédota que me sucedió hace algunos años.

Cuando me dieron luz verde con mi crédito INFONAVIT, me parecía casi un sueño poder tener por fin mi propia casa.

Lamentablemente ese sueño se convirtió en pesadilla al realizar una mala elección respecto al fraccionamiento, municipio y situación de la vivienda.

El error

La distancia respecto al trabajo que tenía con mi casa no me ayudaron mucho, el fraccionamiento no contaba con buenas escuelas cercanas, transporte público, negocios, etc.

Lo que más lamenté fue que era un estado en el que había llegado por trabajo y resultó no ser lo que realmente esperaba, por lo que decidí regresar a la ciudad que me vio nacer y crecer.

En el mismo ambiente de trabajo, conocía a una mujer que se dedicaba a vender casas, por lo que la contacté y me dijo que ella se ocuparía de la gestión.

Le comenté mi situación y ella aprovechándose de eso me comentó: Si quieres vender la casa, necesito que pagues cierta cantidad para el avalúo (cantidad que triplicaba el costo de cualquier avalúo en esas fechas), por lo que yo inocentemente accedí.

Más que inocencia fue ignorancia.

Algo no me convencía completamente pero cuando la gente astuta te sabe agarrar en un apuro, lo hace bastante bien.

El falso avalúo

Llegaron 2 personas, una a tomar fotos y la otra a cobrarme, diciendo que la «licenciada» se comunicaría conmigo.

No es difícil adivinar el destino de ese dinero ni el de mis llamadas telefónicas inútiles enviadas al buzón. Está demás comentar que desapareció del país, dejando su trabajo, su casa y a varias personas en situaciones similares a la mía.

La experiencia

Tiempo después me informé que sólo la persona que compra debe pagar ese trámite, por lo que fuí engañado brutalmente por no tener ni idea de cómo se maneja la compra-venta de bienes raíces.

Aquí es donde viene la experiencia que les quiero comunicar. No se confíen, infórmense y tengan cuidado, ya que así como puede haber personas honestas, también las hay quienes se la pasan engañando, a tal grado y maestría, que no necesitan salir del país, incluso dejarnos aparentemente satisfechos.

Si has vivido alguna situación similar, me encantaría que la compartieras en los comentarios.

Si te gusta, comparte!, comenta en nuestras REDES SOCIALES!!.

Deja un comentario